Gatos y embarazo. Mitos y leyendas

Esta noche como tantas otras, Ximo me observa, viene corriendo cuando ve que apago la luz, se acurruca junto a mi abrazándome con sus patas y ronronea hasta que nos dormimos. Este ritual sagrado gatuno no ha variado desde que le recogí de la calle cuando aún no...

Me gustaría saber…

Mi pequeño Tango Me gustaría saber qué piensa, tan pequeño e inocente, saber cómo es vivir en mi cocina, bajo ese suavísimo pelaje, esos largos bigotes y esos ojos azabaches, que te atraviesan la mirada. Me gustaría saber si no le duele la nariz de tanto moverla  y...

Pin It on Pinterest